Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo ser VDB

 
 
 

Para iniciar el camino entre las VDB se precisa

  • ser soltera, entre 21 y 40 años,
  • no haber profesado en otros institutos de vida consagrada,
  • tener salud, tiempo y libertad suficientes para poder comprometerse en las obligaciones del Instituto,
  • poseer una madurez psicológica y afectiva de acuerdo con la propia edad y situación de vida,
  • estar dispuesta a desarrollar la propia cultura,
  • estar orientada a la vida apostólica en la secularidad consagrada,
  • poseer suficiente autonomía económica de acuerdo con el propio estado.

El camino de formación supone

Es un periodo de al menos un año, en el cual la candidata emprende los primeros contactos. Se relaciona con una VDB, que generalmente es la Responsable del territorio en el que vive para iniciar conocer el Instituto y comprender si verdaderamente es la vida a la que está llamada.


Dura ordinariamente tres años. La aspirante se integra en un Grupo y, bajo la guía de una VDB responsable de su formación, profundiza el conocimiento del Instituto, de las Constituciones y de la vida secular consagrada salesiana.

Dura de seis a nueve años. Con la primera profesión se inicia la vida como Voluntaria de Don Bosco verdadera y propia. La joven VDB continúa su propia formación, profundiza aún más el carisma del Instituto e inicia a asumir sus propias responsabilidades.

Señala la inserción definitiva en el Instituto. Cada VDB continúa su camino de formación permanente con las Hermanas, ayudándose y sosteniéndose en los diversos aspectos de la vida y de la misión.

La explicación práctica de la caridad es semejante a un buen perfume que se difunde y atrae; ella esparce un perfume suave de bondad, que gana y atrae los corazones